4 TRUCOS PARA ACABAR CON EL CABELLO SECO

Muchas personas tienen el cabello seco y quebradizo, lo que se debe a los constantes agentes externos que lo van debilitando (como los rayos UV, el cloro de la piscina, la contaminación, los tintes…), así como agentes internos, como una alimentación inadecuada, que nos produzca déficit de nutrientes.
Si tu cabello está reseco y débil debes usar un champú suave y no lavarlo todos los días. También debes usar acondicionador, que le da nutrientes a tu cabello, por lo que debes dejarlo actuar unos minutos antes de enjuagarlo.
Nada mejor para las puntas partidas que ¡cortarlo! Así de radical, pero si lo cortas podrás hacer que tu cabello crezca mejor. También debes protegerlo del secador de pelo, que puede ser muy dañino y resecarlo mucho.



ACEITE DE COCO Y MAYONESA: Es la mejor mezcla revitalizadora para el cabello, mezcla a partes iguales ambos ingredientes, revuelve bien y aplícalo con el cabello seco, especialmente en las puntas, pero no en la raíz del cabello porque engrasaría el cuero cabelludo. Cubre tu cabello con un gorro de ducha y deja actuar la mezcla 30 minutos. Puedes  pasarte el secador de pelo sobre el gorro, para que penetre más rápido el acondicionador natural. Luego lava tu cabello con un champú suave y repite el tratamiento cuantas veces puedas (dos o tres veces a la semana), hasta que vuelvas a tener un cabello resplandeciente.
También puedes probar con estos otros elementos:
AGUACATE: el aguacate  tiene muchos nutrientes, como la vitamina E, que ayuda a proteger el cabello del medio ambiente. Puedes machacar un aguacate hasta que quede una pasta y hacerte un masaje en el cabello con ella, dejando actuar 20 minutos, para luego enjuagar y lavar.
ACEITE DE OLIVA: el aceite de oliva es rico en antioxidantes y vitamina E, que te puede ayudar mucho si haces un masaje, donde incremente la circulación sanguínea a tu cuero cabelludo. Puedes hacerte el masaje y ponerte un gorro de ducha 30 minutos, para después enjuagar y verás cómo mejora tu cabello si lo realizas regularmente.
MIEL: la miel es un antibacteriano potente, que puede ayudar a disminuir las bacterias que bloquean los folículos de tu cuero cabelludo, contribuyendo a su sequedad. Además la miel es un hidratante natural, por lo que es de gran utilidad. Calienta la miel levemente en una taza y extiéndela por todo el cabello seco, cúbrelo con un papel y enjuaga después de 20 minutos y verás cómo tu cabello se ve más hidratado.